El artista y la sociedad

El artista desconectado de su sociedad es una pieza aislada que no funciona, ni en términos sociales, ni términos netamente creativos. El nutrirse de lo cotidiano, de los acontecimientos más mínimos de nuestros barrios, de nuestras ciudades, de nuestros niños, de los pueblos o rancherías expone al novelista, ensayista, poeta, pintor, fotógrafo, cineasta, bailarín o…