¿Y hasta cuándo? ¿Y hasta dónde?

Querida Monterrey, tan orgullosa de sí misma que le ciega la vista ante su propia destrucción anunciada. En días pasados Zertuche publicó una columna “Una utopía regia” donde cuestiona con humor y sarcasmo a la clase empresarial frente a un escenario apocalíptico que día con día parece confirmarse en Monterrey: altas tasas de contaminación del aire provocadas…