Vacaciones

(Cuento, México). Esa noche discutimos horas sobre dos cosas: la libertad y el deseo de trascender. No dijimos nada al final. Sabemos que la muerte es un silencio gordo. Pum. No más. Ni tú ni yo ni la mesa en medio. Nada. Trascender es llegar al final de la tarde, concluyo. Pasaremos vacaciones en la…