Por una manzana 

Entonces a ella le pareció bello aquel árbol que Dios había llamado el árbol del bien y del mal, el árbol del conocimiento, el árbol de la vida, y desprendió la manzana. Al tomarla pensó que sería bueno compartirla con él, con su compañero. Así que acercándose, graciosamente se lo propuso. Él dudó un instante con aire…

Lou y Rilke 

…se nos revela el incómodo hecho de que no fue lo homogéneo, lo similar, lo que nos suscitó el erotismo, sino que nuestros nervios temblaron ante un mundo extraño en donde no podemos sentirnos en casa…  Lou Andreas Salomé.     El epígrafe pertenece al ensayo Reflexiones sobre el problema del amor que Lou produce a la vuelta de su…

Virginia y Vita

El cuerpo que se escamotea. El cuerpo del que se soslaya la saliva, el sudor, los flujos, la sangre, la menstruación haciendo un nido cada mes, un nido de esponja sanguinolenta para gestar la nueva vida, doce veces al año. El cuerpo victoriano, el que prevalece a comienzos del siglo XX en el organismo de Virginia Woolf.…

Lily y Dash

Así se nombraban uno al otro Lillian Hellman y Dashiell Hammett, en medio de las broncas con las que se acompañaron durante años de borracheras con amnésicos amaneceres, para volver a encontrarse por la noche o al día siguiente o una semana después. Años hollywoodenses, años de juergas y demasiados dólares, de éxitos tumultuosos en medio de una farándula que se creía fraternalmente unida y se gozaba en…

El emisario o la lección de los animales de Alejandro Vázquez Ortiz. Cartografía de una lectura

Leer a los que están cerca, con los cuales convivimos, a veces nuestros propios colegas, a los que conocemos o vemos de lejos o de vez en cuando, y no obstante con los cuales nos unen los mismos paisajes, las mismas atmósferas, los mismos vínculos con unos u otros, es difícil. Nos cuesta, estamos tan ocupados o preocupados por estar al…