Fuego al porno

Decidí quedarme en un hotel y no en casa de algún amigo porque la visita era de estudio. Quería aprovechar “el cuarto propio” para revisar el proyecto de tesis que precisamente fui a discutir, con uno de mis supervisores, en la Ciudad de México. Con esta intención tan formal fue que di el clásico tarjetazo…

La era del Helio

Por vez primera llegan al gobierno en Argentina “los capitanes de la industria” por el voto popular.   Con este apodo se conocen a los dueños de los grandes grupos económicos que se enriquecieron durante la Dictadura Militar (1976 – 1983) ya que sus deudas fueron nacionalizadas y asumidas por el Estado. Justamente uno de…

Punks sombrerudos

Los habitantes de esta megalópolis que llamamos Monterrey somos anarco-punks. Lo digo y escucho el eco de mi propia voz. Nadie parece estar de acuerdo. Sin embargo, más a menudo de lo que podría reconocerse, los habitantes de la Ciudad anárquica luchamos contra el caos de manera trágica, con un nivel de estrés altísimo. El…

Entre mamar y madrear

Según mis últimas observaciones, la maternidad es una especie de trance en espiral que nunca se reproduce idéntica y esto provoca la doble sensación de que el tiempo pasa veloz y nunca se mueve. Porque si observamos el cuerpo de una madre y no sus emociones, veremos que realiza una y otra vez las mismas…

Leer poesía en México

Hace falta valor para ser lector de poesía en México. En general, ser lector (así sea de libros de cocina, historietas, directorios telefónicos, mensajes de Facebook, tuits, etcétera) requiere cierto heroísmo. Más que leer, la dificultad estriba en leer críticamente. Esto, aclaro, es más que pasar los ojos sobre ciertos caracteres e identificarlos. La lectura…