Gajes del Santo Oficio 

Si se fotografiaba ya lo interior de nuestro cuerpo, bien podía pronto el hombre llegar a descubrir visiblemente la naturaleza y origen del alma; y, aplicando a la ciencia las cosas divinas ¿por qué no? (…) ¡Oh, cómo se convencerían entonces los impíos, cómo triunfaría la religión!   Rubén Darío, Verónica    Tengo autoridad de sobra para participar en la controversia,…