Hablar de violencia sexual es cosa de hombres

En los últimos meses, “los hombres” (de todo tipo, clase, nivel, profesión, orientación, normativa o disidencia) andamos algo incómodos. Con reacciones que van desde el cinismo, la incredulidad y el desdén, hasta la franca autocrítica, constantemente nos encontramos hablando de acontecimientos que colocan a algún hombre como el protagonista de distintas formas de violencia hacia las mujeres —y hacia otras versiones abyectas de…