Carta sobre El emisario o la lección de los animales, de Alejandro Vázquez Ortiz

Estimado Alejandro:    Hace un par de años, cuando se publicó mi libro Nadie me dijo que habría días como éstos, me enviaste, desde el cuarto de máquinas de An.alfa.beta, una carta impresa en varios folios. Con ella se abría un diálogo que partía de Lucrecio y la traducción de García Calvo de De rerum natura (que, por cierto, he releído varias veces: ¡muchas gracias por obsequiarme esa edición!),…