Gaston Bachelard y la música de las palabras

Si no existiesen en las voces de la naturaleza semejantes repeticiones de onomatopeyas, si el agua que cae no repitiera los acentos del mirlo cantor, parecería que no podríamos escuchar poéticamente las voces naturales. El arte necesita instituirse sobre los reflejos, la música necesita instituirse sobre los ecos. Se inventa imitando.Gaston Bachelard, El agua y…

Filosofía e Identidad en el pensamiento mexicano

Los estudios sobre “lo mexicano” constituyen una expresión sobre la cultura dominante. Esta cultura política hegemónica se encuentra ceñida por el conjunto de redes imaginarias de poder, que definen las formas de subjetividad socialmente aceptadas y que suelen ser consideradas como la expresión más elaboradas de la conciencia nacional. Roger Bartra. La jaula de la…

Nuevas ontologías de lo social: extroversiones filosóficas respecto a las miradas de los hombres hacia las mujeres y sus feminismos

  …primera, un apunte epistemológico in-correcto desde una perspectiva masculina que es la que desde aquí-está-mirando…   ¿Es legítima la aspiración filosófica de un hombre que pretende reflexionar sobre aquello que él no es y que, siéndole distinto, le resulta inasequible por su natural contingencia y su condición biológica-social?   Para Kant el entendimiento de…

La imaginación poética

Queremos siempre que la imaginación sea la facultad de formar imágenes. Y es más bien la facultad de deformar las imágenes suministradas por la percepción y, sobre todo, la facultad de librarnos de las imágenes primeras, de cambiar de imágenes […] El vocablo fundamental que corresponde a la imaginación no es imagen, es imaginario. El…

Art, what is it good for? Absolutely nothing  

De niño siempre me gustó el final de Matilda. Por supuesto que me refiero a la película que pasaban los fines de semana por Canal 5; el libro lo conocí mucho después. Matilda estaba en su cama, cobijada por la señorita Miel, y utilizaba sus poderes telequinéticos para atraer una edición de Moby Dick. Contrastaba mucho con las anteriores ocasiones en…

Tales de Mileto o la risa de la muchacha tracia

Según cuenta Platón en su diálogo el Teeteto, Tales de Mileto —al que se tiene por iniciador de un tipo particular de discursos— caminaba tranquilamente observando con ojo avizor la grandeza de los astros cuando cayó a un pozo. Semejante escena la contempló una esclava tracia, que entre sus faenas se tomó la molestia de lanzar algunas carcajadas y burlarse del…