Herman Misael Ortega

El mural que inmortalizaba la causa migrante y sus dificultades ya no está, quizá dejó de ser necesario puesto que ahora ahí está el mural vivo. Por toda la calle, en las banquetas, el Oxxo de enfrente y la puerta principal hay una buena cantidad de  hombres jóvenes y mayores. Algunos murmurando entre sí en una variante del español mezclada con la jerga…