Las vicisitudes de Rubem

  (Cuento, México). A Rubem se le cae la cabeza cuando se aburre. El filo de un cuchillo invisible delinea la circunferencia de su cuello mientras oye una conversación superflua que se prolonga más de lo diplomáticamente tolerable y ¡plop!, la cabeza se desprende para rodar entre sus piernas. Tras chipotes y descalabros aprendió a…